Tallarines de Calabacín con Champiñones

Esta es una receta cruda  y cocinada, aunque como tiene mayor porcentaje cocinado lo ponemos aquí.

El gran descubrimiento han sido los tallarines de calabacín. Se hacen con un sacapuntas de verduras o un spiralizer, tal cual buscar en internet que sale. Es una alternativa a los tallarines de trigo, para evitar comer tanto hidrato de carbono complejo y más verdura cruda. O por cambiar, ya que siempre hay que probar sabores y texturas nuevas.

En definitiva lo único crudo son los tallarines.

P1030293-2

 

INGREDIENTES
1 calabacín por persona.
200 g de champiñones
4 cebollas dulces medianas
Aceite, Sal y Pimienta

PREPARACIÓN
Los tallarines de calabacín se hacen siguiendo las instrucciones del corta verduras que tengas, sin ningún misterio más. Se ponen como base en cada plato y lo interesante es hacer el acompañamiento.
En este caso el acompañamiento va en dos partes, hemos preparado las cebollas caramelizadas en la sartén, simplemente se cortan muy finas en tiras y se rehogan a fuego lento con sal y 3 cucharadas de aceite. Hay gente que les echa azúcar, pero nosotros no las caramelizamos así. Sabremos que están listas cuando adquieran un color marroncito dorado y estén blanditas. Un poco de sal marina sin refinar y reservamos.
En la thermomix a la vez íbamos haciendo los champiñones al ajillo. Se lavan bien, se pelan si hacen falta y se cortan en daditos. Las recetas de thermomix podréis encontrar muchas en internet, nosotros los pusimos 10 min a 60º velocidad 1. Si no se hacen en thermomix, rehogando en otra sartén como toda la vida.
Al emplatar el que quiera se añade las dos guarniciones o una sola. Yo tenía mis reservas de mezclarlas pero Carlos me animó y ha sido una comida de domingo deliciosa.
Recordar que los champiñones tienen pocas grasas e hidratos de carbono, pero son hongos, por lo que favorecen la flora intestinal, además contienen mucho potasio y fósforo lo que evita la retención de líquidos. Además de otras propiedades, se usan mucho en la cocina vegetariana como sustituto de carne en rellenos de canelones o croquetas.