06 May

Mis 5 usos del Aceite de Coco

MIS 5 USOS DEL ACEITE DE COCO 

El aceite de coco tiene múltiples usos y propiedades como se pueden ver en muchas páginas que describen sus propiedades:

Por ejemplo este artículo

Tantos usos que nos volvemos locos, yo he ido probando y me he quedado con los que siempre uso.

  1. Freír filetes de pollo

Me encanta el sabor que le da al filete, ya que el pollo solo no tiene mucho sabor y le da un toque exótico. Además el aceite de coco  tiene muchas propiedades.

El aceite de coco, compuesto en un 90% por grasas saturadas, contiene triglicéridos de cadena media, grasas que también se encuentran en la leche materna y que pueden incrementar el gasto energético del organismo. Cuando los ingerimos, estos triglicéridos van al aparato digestivo, luego al hígado y de ahí al torrente sanguíneo, es decir, pueden ser usados como energía ya que no se almacenan tan fácilmente.

El aceite de coco, al ser saturado, aguanta mucho más el calor. Puede ser útil para cocinar siempre y cuando se tome en cuenta que finalmente es grasa y aporta muchas calorías.

       2. Espesante para postres 

Se usa mucho en la cocina crudivegana, que es especialista en postres con este tipo de grasa. Ya que cuando se calienta se licua y es muy fácil manejarlo y al enfriarse que endurece y por lo tanto el alimento queda más sólido para llevar, o comer.

En mi receta de bombones sorpresa puedes ver una receta donde lo usamos. Y en internet tienes múltiples ejemplos.

3. Batidos verdes para aportar grasa buena

Cuando tu alimentación es “flexi-vegetariana” como dice Ana Moreno, necesitas grasa “buena”. Es decir, nos alimentamos prácticamente de frutas, verduras, frutos secos y legumbres, por lo tanto necesitamos grasa (y proteínas), así que la obtenemos de varios alimentos entre ellos el aceite de coco, añadiendo una cucharada por persona en un batido verde de desayuno o de cena. Además de darle un buen sabor.

“Una cucharada tiene 117 calorías y 14 gramos de grasa

4. Desmaquillante 

Aquí ya nos vamos al terreno de la salud exterior, estética, cuidado del cuerpo.

Una vez escuché no se donde….

“No te pongas en la piel lo que no te comerías”

Un poco exagerado, aunque esto lo podemos tomar como, si te lo comes, porqué no puede ser bueno para la piel. Si en nuestro organismo aporta “grasas buenas”….

Desde hace un tiempo solo uso cremas hidratantes, y cosméticos ecológicos, pero desde que descubrí el Aceite de Coco  como desmaquillante no he comprado ningún desmaquillante ecológico, incluso el día que no me maquillo, me limpio la cara por la noche con aceite de coco para dormir.

No tengo la piel reseca por la mañana, y por propia experiencia no me ha aportado más grasa en la cara y más granitos, al contrario.

También he leído que es una crema antiarrugas…eso os lo diré al cabo de los años.

5. Desodorante

Esto si que sí es un bombazo en mi vida. La verdad es que desde que cambié a este tipo de alimentación no tengo sudor con olor, salvo cuando hago deporte o uso ropa de mala calidad, que ahí si huelo.  Por lo que la mayoría de los días no me hace falta usar desodorante.

No olvidemos que el sudor es la extracción de toxinas por la piel, cuanto más limpio estás en el interior, menos sale al exterior.

Uso dos tipos, la piedra de alumbre y el aceite de coco.

Cuando llevo prendas que se pueden manchar, uso la piedra y cuando no son susceptibles de manchas, que son casi siempre uso aceite de coco, y funciona!!.

Todo lo que os he contado, es porque lo uso para ello y me funciona, probarlo y experimentar.

            5+1  “betún” para los zapatos de piel.

Esta no me ha gustado. Lo he probado en unos zapatos desahuciados pero ha quedado mal, lo voy a volver a intentar al final es una grasa, puede que funcione si se hace bien.

Y así os seguiré diciendo las cosas naturales, y sencillas que uso, sin comprar mega-productos carísimos y de marcas conocidisimas.

 

07 Feb

La dieta Mediterránea

Se conoce que en la zona mediterránea se dan unos de los valores más altos de longevidad en la tierra. Y tenemos claro que parte de esa longevidad tiene la culpa lo que comemos en esta parte del mundo, y que genéricamente denominamos dieta Mediterránea.

Buceando en los mundos de internet me he encontrado con una página que ha creado una imaginativa pirámide alimenticia con la dieta mediterránea:

Y lo que me ha gustado es sobre todo a la importancia que da tanto a la actividad física como a las relaciones interpersonales, otra parte fundamental para poder alcanzar la longevidad de la que tenemos que sentirnos orgullosos.

Pero ¿Cuánto durará?

Por desgracia estamos minando la herencia que nos han dejado nuestros ancestros, tanto la hegemonía de la cultura americana como del consumismo desenfrenado han cambiado tanto la forma que comemos que será difícil que mejoremos la longevidad y salud de nuestros ascendientes.

Sin embargo, está en nosotros cambiar esta tendencia, cuanto más seamos los que estemos concienciados de la importancia de la alimentación en nuestra salud diaria y futura, más será nuestra influencia en la sociedad para poder volver a esos hábitos alimenticios y sociales que durante años han beneficiado a nuestro entorno:

Y los principios que unen a las diferentes formas de comer en los diferentes países de nuestro entorno mediterráneos son:

  • El uso de grasas saludables como el aceite de oliva virgen y los aguacates
  • Basar las comidas en frutas y verduras
  • Los cereales, mejor integrales (Y no solo existe el trigo, hoy en día de los cereales de peor calidad, podemos disfrutar de otros excelentes cereales como la avena, la espelta, el trigo sarraceno, el cuscús, etc)
  • Pescado o marisco una o dos veces por semana
  • Quesos y lácteos con moderación
  • Carnes, esporádicamente, y sobre todo aves de corral y carnes magras, cuanto más ecológicas, mejor.
  • Un vasito de vino en las comidas
  • Para tentempié, frutos secos como las almendras, nueces, etc
  • Frutos del bosque
  • Hierbas aromáticas y especias para dar un toque diferente a las comidas
  • Dulces esporádicamente, evitando los alimentos con azúcares añadidos y las bebidas azucaradas
  • Beber mucha agua

Pero de nada servirá alimentarnos bien si no cuidamos con esmero nuestras relaciones personales con los amigos y familiares y realizamos una actividad física regular.

Porque una cosa interesante en la dieta mediterránea es que no deja de lado ninguno de los grupos alimenticios, por lo que es fácil de seguir y sin efectos nocivos en la salud, sino todo lo contrario, ésta mejorará.

Pero queda un tema que no está cerrado, ¿qué cantidad se debe tomar de cada tipo de alimento?

No hay mejor forma de saberlo que conocerse uno mismo. Tenemos que ser conscientes que cómo nos afecta lo que comemos y en qué cantidades, ya que no es lo mismo estar manteniendo el peso que, por ejemplo, estar inmerso en un proceso de adelgazamiento.

Lo que dicen los científicos es que deberíamos ingerir unas 2000 calorías diarias en mujeres y 2600 en hombres

Y otra ventaja que tenemos es que so quieres comer fuera de casa será fácil de seguir, ya que en la mayoría de los restaurantes podrás encontrar una verdura o ensalada que pedir, y si no quieres “engordar” pues nada mejor que compartir con los demás el postre o un plato principal.

Como resumen, tenemos la suerte de tener a nuestra disposición una forma de comer sabrosa y saludable, volvamos a nuestros orígenes………

17 Ene

Las mejores dietas 2018

Ya estamos en rebajas.

Las navidades ya se han ido y empezamos el año cumpliendo los rituales, recuperarnos de los excesos gastronómicos, empezar a gastar en las rebajas como así finalizamos el año anterior, listar los propósitos para el año entrante, que nos toque la lotería, que aprendamos por fin inglés, que podamos bajar los kilos que nos sobran, volver al gimnasio, pero esta vez para sí ir al menos dos veces por semana……..

Y cotilleando por las noticias me ha llamado una la atención sobre las dietas del 2018.  Hacía referencia a una página web, www.usnews.com , dedicada además de las noticias generalistas a realizar estudios para crear un ranking, como es común en Estados Unidos, sobre diferentes temas como la educación, salud, coches, etc.

Y una cosa en los que los que los norteamericanos empiezan a estar muy concienciados es sobre la salud, y en concreto sobre la nutrición, ya que están sufriendo una verdadera epidemia de obesidad y que aquí en España nos estamos empeñado en no solo alcanzarles, sino superarles.

Así que en EEUU se están haciendo cuantiosos estudios sobre cual puede ser la mejor nutrición para no solo acabar con la lacra de la obesidad, sino para mejorar la salud general de sus conciudadanos. Y por supuesto crean listas de las que se consideran mejores. En el caso de la página web indican que las siguientes 5 dietas son las mejores para seguir este año 2018:

  • DASH, Dietary Approaches to Stop Hypertension.
  • Dieta Mediterránea
  • La dieta Flexivegetariana
  • Weight Watchers Diet
  • Dieta MIND, Mediterranean-DASH Intervention for Neurodegenerative Delay

Leyendo sobre estas cinco dietas podemos observar que ninguna de ellas restringe ningún grupo alimenticio, en todas ellas hay cabida para grasas, proteínas y carbohidratos. En general sus propuestas inciden en

  • Hacer de los vegetales y las frutas una parte importante de nuestra alimentación
  • Mejor carne magra (por ejemplo, en dieta MIND se elimina la carne roja) y aun mejor si es magra proveniente de aves certificadas ecológicas
  • Tomar Pescado con moderación
  • Tomar cereales integrales
  • Tomar legumbres
  • Lácteos si, pero mejor fermentados o bajos en grasas
  • Usar grasas saludables como el aceite de oliva, los aguacates
  • Eliminar, en todo lo posible los productos transgénicos y las grasas saturadas
  • Minimizar el consumo de azúcares y bebidas azucaradas
  • Beber un vaso de vino en las comidas
  • Hacer ejercicio, que puede ser tan fácil como caminar entre 20 o 30 minutos diarios
  • Minimizar o eliminar el consumo de sal, en cambio aplauden el uso de hierbas aromáticas y semillas
  • Minimizar el consumo de productos elaborados (leer con atención la etiqueta de contenido de dichos productos)
  • Aptas para bajar peso, en este caso controlando no tanto lo que comes sino las cantidades que se ingieren

Otro tema interesante es que de estas cinco dietas solo una es originariamente de pago, pero también se certifica que aquellas personas que desean bajar peso y contratan un seguimiento tienen una probabilidad mayor de éxito a largo plazo que aquellas que lo hacen en solitario

Iremos comentando cada una de ellas en siguientes entradas.

Por cierto, ya hemos conseguido tenemos el mismo peso que antes de las navidades, ¿secreto? Seguir los consejos que os dimos en el último artículo del 2017……..

22 Dic

7 Trucos para que no se nos atragante la Navidad

Ya está la Navidad aquí.

Y sabemos lo que nos va a pasar a la gran mayoría, que en pocos días vamos a comer como si ya no hubiera más días. Por lo que me cuenta la familia, en otros tiempos en estas fechas de celebración familiar se daba un capricho, comer aquello que durante el resto de año la gente no se podía permitir.

Ahora, no solemos comer esa comida especial porque ahora podemos permitirnos de todo, todo el año.

Pero, recordando la mayoría de las navidades que pue recordar, en casi todas se ha comido más de lo que se debía.

Pero lo debemos sentirnos mal por ello, aunque estemos realizando un pequeño destrozo a nuestro aparato digestivo, a veces tenemos que hacer aquello que no tiene que ser lo más idóneo para nuestro cuerpo

Porque lo importante son los días de después, no hacer de lo extraordinario lo habitual.

Hemos repasado el año que se nos va, y ha sido una época de mucha sociabilidad y en la que hemos disfrutado de más días extraordinario, en lo culinario, que otros años, pero en cambio la báscula la hemos mantenido a raya

¿Qué hemos hecho?, cosas sencillas pero efectivas:

  • Abusar lo menos posible de la comida para no llegar al sobre lleno total. Si, los langostinos están muy ricos, pero no hace falta comerse una docena. SI as hacemos con todo, disfrutaremos más cada uno de los platos de la comida
  • Evitar en lo posible atiborrarse de dulces
  • Al día siguiente de los eventos toca un día para cuidar cien por cien de nuestro aparato digestivo. Por la mañana, un zumo o batido de frutas y verduras (nuestra mejor opción, zumo de apio, pepino, zanahoria, jengibre y manzanas)
  • Al mediodía, un gazpacho al que solemos añadirle algo de fruta de temporada, por estas fechas unas peras o uvas
  • Para la cena, un batido o zumo, por ejemplo un batido de peras con espinacas
  • Los días siguientes, volver a la rutina, evitando los primeros día de un exceso de carbohidratos , grasas no saludables y azúcares
  • No olvidar de seguir haciendo ejercicio

Así que mantener a raya los kilos es posible conseguirlo sin tener que sufrir de una disciplina militar que nos lleve al desaliento

¡¡ Feliz Navidad !!

¡¡ Feliz 2018 !!

21 Dic

7 consejos para que no se nos atragante la Navidad

Ya está la Navidad aquí.

Y sabemos lo que nos va a pasar a la gran mayoría, que en pocos días vamos a comer como si ya no hubiera más días. Por lo que me cuenta la familia, en otros tiempos en estas fechas de celebración familiar se daba un capricho, comer aquello que durante el resto de año la gente no se podía permitir.

 

Ahora, no solemos comer esa comida especial porque ahora podemos permitirnos de todo, todo el año.

Pero, recordando la mayoría de las navidades que pue recordar, en casi todas se ha comido más de lo que se debía.

Pero lo debemos sentirnos mal por ello, aunque estemos realizando un pequeño destrozo a nuestro aparato digestivo, a veces tenemos que hacer aquello que no tiene que ser lo más idóneo para nuestro cuerpo

Porque lo importante son los días de después, no hacer de lo extraordinario lo habitual.

Hemos repasado el año que se nos va, y ha sido una época de mucha sociabilidad y en la que hemos disfrutado de más días extraordinario, en lo culinario, que otros años, pero en cambio la báscula la hemos mantenido a raya

¿Qué hemos hecho?, cosas sencillas pero efectivas:

  • Abusar lo menos posible de la comida para no llegar al sobre lleno total. Si, los langostinos están muy ricos, pero no hace falta comerse una docena. SI as hacemos con todo, disfrutaremos más cada uno de los platos de la comida
  • Evitar en lo posible atiborrarse de dulces
  • Al día siguiente de los eventos toca un día para cuidar cien por cien de nuestro aparato digestivo. Por la mañana, un zumo o batido de frutas y verduras (nuestra mejor opción, zumo de apio, pepino, zanahoria, jengibre y manzanas)
  • Al mediodía, un gazpacho al que solemos añadirle algo de fruta de temporada, por estas fechas unas peras o uvas
  • Para la cena, un batido o zumo, por ejemplo un batido de peras con espinacas
  • Los días siguientes, volver a la rutina, evitando los primeros día de un exceso de carbohidratos , grasas no saludables y azúcares
  • No olvidar de seguir haciendo ejercicio

Así que mantener a raya los kilos es posible conseguirlo sin tener que sufrir de una disciplina militar que nos lleve al desaliento

¡¡ Feliz Navidad !!

¡¡ Feliz 2018 !!

10 Nov

No tiene porqué ser difícil mantener el peso

Ya hemos adelgazado, y ahora ¿qué?

Ahora toca lo más difícil, seguir bajando el peso para llegar a nuestro óptimo o mantener lo que hemos alcanzado y que nos hacer sentir genial.

Porque ¿Cuántas veces nos ha sucedido que hemos empezado una dieta, hemos bajado un montón de kilos y luego comprobamos que en menos tiempo que hemos dedicado a bajar los kilos ya estamos casi igual de cuando empezamos?

Pasas muchas veces, porque de nada sirve bajar de peso si no interiorizamos el cambio de alimentación que tenemos que llevar a cabo para poder seguir manteniendo el paso que tanto hemos sufrido para bajar.

Por ello, y para que vemos que mantener el peso no es tan difícil, unos consejos que os pueden venir bien:

 Adelgazar rápido no es la solución

Evitemos las dietas milagrosas que nos hacen perder peso en muy poco tiempo, acaban no sirviendo, ya que en su mayoría volverán al peso inicial rápidamente, por dos factores:

  • No se consigue eliminar la causa que nos ha llevado a ser obesos, sigue entando ahí
  • Que no hemos interiorizado que alimentación necesitamos para mantener nuestra salud y nuestro peso

Sí que si vamos a plantearnos bajar peso una buena opción es plantearse un objetivo de bajada en un tiempo largo, no menos de 6 meses, ya que durante este periodo vamos a poder conocer cuál es el tipo de alimentación que mejor se adecua a nuestro cuerpo y además en ese tiempo podremos atajar la causa que nos hace buscar coger peso

Beber agua antes de las comidas

Nos ayudará a encontrar el punto de saciedad antes

 Sudar

Hacer deporte es uno de nuestros mejores aliados para mantener el peso, y no hace falta hacerse una maratón, con 60 minutos al día caminando puede ser suficiente

Desayunar

Nunca dejar de tomar el desayuno. Tenemos diferentes opciones de desayunos, como tostadas de pan integral con aceite, jugos de frutas y verduras, copos de avena integral con frutos del bosque, frutas con yogurt, batidos verdes…

Pesarse diariamente

Se han hecho estudios que indican que las personas que se pesan diariamente mantienen mejor el peso, y además te ayuda a conocer cómo lo que comes afecta tu peso, lo que te ayudará a seleccionar mejor aquello que llevarte a la boca

Mantener la dieta constantemente, independientemente de lo que sucede a tu alrededor

Por ejemplo, comer en el trabajo no significa comer mal, puedes llevarte tu comida al trabajo o elegir correctamente en un restaurante la comida que te ayuda a mantener el peso

Foto Zumo batido 50

El día de después de una cominolona

Pero como humanos que somos, tenemos una tendencia a premiarnos a través de la comida. No tiene que pasar nada. Por ejemplo, hace poco fuimos invitados por unos amigos a una barbacoa, y cominos alimentos no habituales en nuestra dieta, salchichas, chorizo asado, costillas, etc. Resultado, al día siguiente 500 gramos más en la báscula que fueron atajados de una forma sencilla, sabiendo lo que iba pasar. ¿Qué cominos al día siguiente? Como tocaba gimnasio, para desayuno un bol de copos de avena integral, con copos de espelta integral bañado con leche de avena, miel y cacao (si no tuviera gimnasio puede que hubiera elegido un zumo de zanahorias, apio, pepino, jengibre, manzanas y agua de coco). Para comer un puré de verduras (probar con un gazpacho, añadiéndole una pera o melocotón) varias y para cenar un batido de pera, uvas y col rizada (kale). Así, sin un esfuerzo especial, lo que subimos a los dos días ya estaba neutralizado.

Esperamos que estos consejos os puedan servir para mantener a raya al peso y así seguir disfrutando de una buena salud.

Agradecemos cualquier comentario sobre este tema o sobre vuestras propias experiencias

03 May

El tan “odiado” Aceite de Palma. Pero ¿y lo demás?

El Aceite de Palma. Está de moda hablar de él. palm-1464662__480

Habría que preguntarse muchas cosas sobre el Aceite de Palma y por qué ahora, en este momento se está demonizando tanto. También tocó el turno hace un tiempo al azúcar blanca. ¿Qué hay detrás?

Cierto es que no es el componente más sano del mundo. Vamos a ver que contiene:

El aceite de palma es un aceite de origen vegetal que se obtiene del mesocarpio de la fruta de la palma Elaeis guineensis.  Se obtiene mediante extracción mecánica, se usan disolventes para aumentar su producción y se refina para que pueda ser apto para el consumo humano.

Hoy en día su producción es masiva, sobretodo de Malasia, Colombia o Ecuador entre otros. Lo que implica la deforestación de sus bosques.

Se utiliza principalmente para bollería  y margarinas ya que es muy estable.

Su alto contenido en ácidos grasos saturados es el que ha causado la voz de alarma. Aunque sin refinar tiene muy buenas propiedades gran cantidad de carotenos, que proporcionan Vitamina A, pero eso se elimina con el refinado. Por lo que solo queda “lo malo” las grasas saturadas que puede provocar altos niveles de colesterol e hipertensión.

Pero el Problema es el Aceite de Palma, o el problema es que ese aceite lo incluyen en productos procesados, ultraprocesados, bollería industrial, etc.

Muchas cadenas de supermercados, e incluso países han decidido utilizar otros aceites en sus elaboraciones. Pero, ¿esa es la solución al problema?

Tenemos la solución, no debemos alarmarnos.

Una solución puede ser mirar las etiquetas y ver que esos productos no llevan aceite de palma, pero la solución más rentable para nuestra salud y para el planeta es no tener que mirar las etiquetas de los alimentos que consumimos, porque la gran mayoría de alimentos que deberíamos consumir no deberían lleva etiquetas. Productos frescos y naturales, basar nuestra alimentación en Frutas, Verduras, Legumbres, Carnes y Pescados frescos y no envasados. Preparar la mayoría de nuestras comidas en elaboraciones propias y no recurrir al etiquetado.

Que se haya eliminado el Aceite de Palma no significa que ese alimento no tenga tantas otras cosas que no son perjudiciales y no se han demonizado todavía.

tabla

05 Feb

5 ideas para fondo de despensa y nevera

A veces salimos de casa diciendo que vamos a volver pronto y te enrollas y vuelves y no hay comida. El primer impulso es ir al bar o comprar en los platos precocinados. Pero luego te das cuenta que no lo hacen como te gusta.preco

Mucha sal, mucho aceite, platos enmascarados con quesos y besamel que están buenos por eso y por poco más. No te gusta, pero te satisface porque activa tus mecanismos de recompensa cerebral. Científicamente es así, activan la dopamina el azucar, la sal y las grasas…y terminas y te has quedado pensando que vaya porquería que he comido por no ser más previsor o previsora.

Pero hay solución, podemos tener en la despensa y en la nevera alimentos emergencia. Te pongo unos ejemplos, pero los puedes adaptar a tus gustos.

1. Huevos cocidos. Ya venden los huevos cocidos en los supermercados, pero si tehuevos cocidos pones un día a la vez que haces otra cosa en 15 minutos los tienes listos.

Los puedes usar para hacer huevos rellenos, echarlos en una ensalada rápida, o en una sopa o guiso que ahora te cuento.

2. Bote de garbanzos cocidos. Hay que mirar la etiqueta y que estén conservadosbote garbanzo en sal solamente, es más saludable. Con ellos puedes hacer un potaje rápido.
Añades los huevos o atún y salsa de tomate casera.

3. Bolsa de guisantes congelados. Tiempo de cocción 7 minutos. Añades jamón serrano o el huevo cocido y salsa de tomate. Lo rehogas y plato riquísimo.guisantes

4. Pan congelado. Puedes hacer unas rebanadas del pan que más te guste y tenerlo congelado. Para consumir lo metes en la tostadora o sartén, 5 minutos y listo.  Por encima queso y salmón ahumado que siempre hay en la nevera.

5. Lechuga y tomates. Ensalada rápida. Añades los huevos cocidos. O atún. Unas lechuaceitunas. Y unas nueces. Y si tienes un yogur y mostaza te haces una salsa rápida.

6. Te la regalo. Para los más atrevidos. Fruta y verdura congelada. Una bolsa de espinacas, col kale o acelgas. Unos plátanos, mangos, fresas, arándanos congelados y puedes hacer un batido verde. Puedes añadir un yogur o leche. Y puede parecerte raro, pero alimenta. Y es saludable.batido verde

Puedes tener caldo congelado y se descongela en un santiamén para hacer una sopa con fundamento.

Mira en la nevera o despensa que te queda y si no se te ocurre a ti ya se le ha ocurrido a alguien, mira en internet….recetas con…..y seguro que algo rápido y sabroso comes.

El tiempo que estas en la cola de los precocinados o esperando ese plato en el bar ya te lo has hecho…piénsalo. no hay excusas.

27 Ene

Azucar si Azucar No ¡Hagan sus apuestas!

  AZUCAR SI, AZUCAR NO

¡HAGAN SUS APUESTAS!

La semana pasada estábamos cenando y no nos apetecía ver la televisión. En la web de una cadAzucar1ena nacional se promocionaba un programa sobre el azúcar

¡Genial! Eso sí que mola

Así que nos pusimos la Tablet y a ver con qué nos ilustraban

Mal augurio

Para empezar la escenografía ya decía mucho de cómo iban a tratar el tema, una mesa llena de pastelería, cruasán, donuts, tartas, dulces, etc. Ah! Y una botella de bebida de cola

DecepciónAzucar2

Mientras se desarrollaba el programa los tópicos más comunes, que el azúcar no es tan mala como “algunos” la quieren acusar, que se puede comer dulces y beber refrescos con moderación

Políticamente correcto

No dedicaron un momento en descubrir las diferentes fuentes ocultas de ingerir azúcares, como podemos ver en:

Salsas de tomate, salsas para pasta, cereales del desayuno, Jamón de York y otros embutidos, bebidas isotónicas….

Y para rematar, pasaron por alto uno de los peores aditivos que actualmente utiliza la industria alimenticia, el sirope de maíz (edulcorante muy barato y de dudoso efecto beneficioso para la salud, más bien lo contrario).

Porque tomar azúcar, como carbohidratos que son, no es malo, nunca lo ha sido. Necesitamos la energía que se produce por los azúcares. Lo que ya no es bueno son los azucares refinados, a los que han eliminado en el proceso de refinado cualquier resto de minerales y vitaminas

Como el otro día con unos compañeros de trabajo, estábamos hablando de las diferentes opciones para el desayuno. Comentaba que nosotros nos hacemos nuestra propia leche de almendras, avena…. Y alguien comentó

¿Pero si esas leches que dices tienen un sabor muy soso? ¿no?

Paré un segundo y le contesté:

Es verdad, pero si a la leche le quitas todo el contenido que tiene de azúcar (lactosa) y grasa, también sabrá sosa, ¿no?

Este último tema la industria alimenticia lo tiene claro, si quieres conseguir algo muy sabroso y que a la gente le lleve a repetir, no escatimes en añadir azúcares o grasas, que comprarán de nuevo

Pararos un instante a leer las etiquetas de los alimentos. Os sorprenderéis Azucar3

Pero este delicado tema, en el programa de TV lo ignoraron, no es fácil poner en entredicho a los grandes fabricantes de alimentación, a su vez grandes inversores en publicidad

Las empresas están para ganar dinero. Hoy en día los siropes de maíz, alto contenido en fructosa, son los edulcorantes más baratos y más efectivos

Los alimentos que comemos habitualmente contienen azúcares, en forma de glucosa o fructosa (verduras, frutas). Normalmente con estos alimentos ya complementamos nuestras necesidades de azúcar diarias.

Cuando la fructosa se consume moderadamente en forma de frutas y verduras, la mayoría de las personas pueden romperla fácilmente. Una cantidad modesta de frutas frescas y verduras ricas en azúcar como parte de una dieta equilibrada no es el problema, son los azúcares con alta concentración de fructosa que son añadidos a los alimentos y bebidas durante el procesamiento o la preparación.

Pero eso no quiere decir que nunca tomemos galletas, bollería, bebidas gaseosas, zumos industriales.

Que su consumo sea una excepción, no una norma

Podemos actuar con astucia, si una mañana disfrutamos de un merecido cruasán a la plancha, sabemos que en la comida tendremos que minimizar el consumo de hidratos y azúcares, o si pensábamos tomarnos un zumo de naranja o plátano para merendar, pues lo dejamos para otro día y nos tomamos unos buenos frutos secos.

Y para acabar, sobre el tema del tratamiento fiscal a las bebidas azucaradas.

¿Nos os recuerda en algo al tabaco? Os mata lentamente, pero no pasa nada, se suben los impuestos al tabaco y ya tenemos la conciencia tranquila.

Estos temas siempre son polémicos, cada parte afectada podrá presentarte estudios médicos que avalarán su posición, pero lo que ya es incontestable es el dato que durante los últimos 30 años es se ha producido un continuado aumento del consumo de azúcar por persona y en paralelo a aumentado el número de personas obesas.

El total de azúcares ingerido por un español medio según el reciente estudio ENRICA es de 111,2 g/día, lo que representa el 18,2% del aporte calórico, y es superior a la ingesta media (menor del 10%) recomendada (Informe del Comité Científico de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN)

http://www.aecosan.msssi.gob.es/AECOSAN/docs/documentos/seguridad_alimentaria/

evaluacion_riesgos/informes_comite/CRITERIOS_NUTRIENTES.pdf

Pero hay un buen dato, parece que la gente empieza a concienciarse y el consumo de azúcar en los principales países europeos tiende a bajar este último año.

Esperamos vuestro comentarios en el blog…..

05 Ene

Feliz 2017!! y adios a los Excesos

FELIZ 2017 !!!!!!!!!!!!!

Ya estamos en el 2017 y los Reyes cerca están

¿Y que nos traerán?comedor-compulsivo

Ni idea, pero lo que si se los kilos de más que me acompañan estos días. Porque vaya semanita que hemos tenido de comilonas

Parece mentira, los años que tenemos y no espabilamos. Siempre nos decimos, este año no vamos a poner tanta comida en la mesa, este año vamos a poner menos dulces, pero como siempre, llenamos la mesa de un montón de platos, que si el queso, que si el jamón, que si el marisco, que si la carne, que si el pescado, que si las croquetas, que si las empandas, etc, etc

Y si algo de hambre nos hubiera podido quedar tras la bacanal de diferentes manjares, regamos la mesa con una extensa lista de dulces, turrones de muy diferente sabores y texturas, polvorones, mazapanes, almendras garrapiñadas, etc

Ayer me paré a pensar lo que había comido y de primeras me sentí frustrado, ¿cómo sabiendo lo que me gusta que mi alimentación sea lo más sana posible puedo llegar a comer tanto, a sabiendas de cómo me va a sentar y el peso que ganaré?

Pero la frustración me duró poco, somos seres sociales y como tales actuamos. La idea que tenemos instalada en nuestra ser de estas festividad es juntarnos con nuestros seres queridos y darnos un festín de comida como si no hubiera un mañana, claro ejemplo de lo que se define como la “comer emocionalmente” en contra de “comer consientemente”

Porque “comer emocionalmente” nos lleva a convertir la alimentación en alivio del estrés, o como recompensa en lugar de satisfacer el hambre. Comer emocionalmente es usar la alimentación para sentirse mejor, para llenar las necesidades emocionales, en lugar de llenar el estómago.

Pero, aun siendo las Navidades un claro ejemplo de comida emocional, no debemos verlo como algo malo, solo podremos ver algo malo si esos hábitos emocionales no los interiorizamos y les ponemos freno.

Y por ello, estos días previos a los Reyes (y los siguientes) me aplico “comer conscientemente”, saber que tengo que dejar a aparte ciertas emociones para seguir el camino que me he trazado de alimentación sana.

Porque hace tiempo me hice estas preguntas:

• ¿Como más cuando se siento estresado?
• ¿Como cuando no tengo hambre o cuando estoy lleno?
• ¿Como para sentirme mejor (para calmarme cuando está triste, loco, aburrido, ansioso, etc.)?
• ¿Me recompenso con comida?
• ¿Como regularmente hasta reventar?
• ¿La comida me hace sentir seguro? ¿Siento la comida como un amigo?
• ¿Me siente impotente o fuera de control alrededor de la comida?

Y conocer las respuestas me llevó al siguiente estadio, a conocer la diferencia entre hambre emocional y hambre física:

El hambre emocional se produce repentinamente. Te golpea en un instante y se siente abrumadora y urgente. El hambre física, por el contrario, se acentúa más gradualmente. El deseo de comer no se siente tan grave o la demanda de satisfacción instantánea (a menos que no se haya comido durante mucho tiempo).
• El hambre emocional requiere alimentos específicos para su satisfacción. Cuando tienes hambre física, casi todo es bueno, incluyendo las verduras. Pero el hambre emocional anhela alimentos grasos y azucarados que proporcionan un subidón instantáneo.
• El hambre emocional a menudo conduce a comer sin sentido. Antes de que te des cuenta, te has comido una bolsa entera de patatas o de una tarrina de medio kilo de helado de chocolate, sin realmente prestar la atención o completamente gozar de ello. Cuando estás comiendo en respuesta al hambre física, normalmente eres más consciente de lo que estás haciendo.
El hambre emocional no se satisface una vez se está lleno. Sigues deseando más y más, a menudo comiendo hasta que te sientes incómodamente lleno. El hambre física, por otra parte, no necesita llegar al límite de sentirte lleno.
• El hambre emocional no se encuentra en el estómago. En lugar de un vientre gruñón , sientes el hambre como un antojo que no puede salir de la cabeza. Estás concentrado en texturas, sabores y olores específicos.
• El hambre emocional a menudo provoca arrepentimiento, culpa o vergüenza. Cuando se come para satisfacer el hambre física, es poco probable que se sienta culpable o avergonzado porque simplemente está dando a su cuerpo lo que necesita. Si te sientes culpable después de comer, es probable que en el fondo sepas que no estás comiendo por razones estrictamente nutricionales

Hasta ahora genial, pero ¿cómo controlo mi “comer emocional”?, la respuesta, conocer cuáles son los motivos más comunes que nos llevan a un comer emocional:

Estrés: ¿Alguna vez notaste cómo el estrés nos hace tener hambre? No es sólo en tu mente. Cuando el estrés es crónico, conduce a altos niveles de la hormona del estrés, el cortisol. El cortisol desencadena los antojos de alimentos salados, dulces y con alto contenido de grasa, alimentos que dan una explosión de energía y placer. Cuanto más descontrolado sea el estrés en tu vida, más probable es que se convierta en comida para un alivio emocional.
Ocultar de emociones. Comer puede ser una manera de silenciar temporalmente o “embotar” las emociones incómodas, incluyendo la ira, el miedo, la tristeza, la ansiedad, la soledad, el resentimiento y la vergüenza. Mientras se está entumeciendo con la comida, se evitan las emociones que no se quieren sentir.
• Aburrimiento o sentimientos de vacío ¿Alguna vez has comido simplemente para darte algo que hacer, para aliviar el aburrimiento, o como una forma de llenar un vacío en tu vida? La comida se convierte es una manera de ocupar tu boca y tu tiempo. En el momento, te llena y te distrae de los sentimientos subyacentes de la falta de propósito y la insatisfacción con tu vida.
Hábitos de la infancia – Estos hábitos alimenticios emocionales basados en la niñez a menudo se transfieren a la edad adulta.
• Influencias sociales: reunirse con otras personas para una comida es una excelente manera de aliviar el estrés, pero también puede conducir a comer en exceso. Es fácil sufrir de empacho simplemente porque la comida está allí o porque todo el mundo está comiendo. También se puede comer en exceso en situaciones sociales por puro nerviosismo. O tal vez su familia o círculo de amigos nos anima a comer en exceso, y es más fácil ir junto al grupo

Ahora es importante remarcar que si no sabemos cómo manejar nuestra emociones sin tener que llegar a la comida, no seremos capaces de controlar nuestros hábitos alimenticios. Por eso, las dietas tan a menudo fallan, porque te dicen qué comer, éxito a corto plazo, pero no te guían a tener un control consciente sobre lo que comes y cómo lo comes

Por eso es tan importante encontrar otra formas de llenar nuestras emociones sin caer en la comida, como pueden ser:

• Si estás deprimido o solo, llama a esa persona que siempre te hace sentir mejor, juega con tu mascota, mira esas fotos de los buenos momentos o llénate con un recuerdo querido.
• Si estás ansioso, gasta la energía bailando tu canción favorita, apretando una bola de estrés, o dando un paseo .
• Si estás agotado, disfruta de una taza de té caliente, toma un baño, enciende algunas velas perfumadas o envuélvete en una manta caliente.
• Si está aburrido, lee un buen libro, ve un programa de comedia, actividades al aire libre, o volver a esa ocupación con la que disfrutas (carpintería, tocando la guitarra, tirando aros, etc.).

Y para terminar, unos pequeños apuntes de cómo llegar a una alimentación consciente:

Comienza con la lista de la compra. Considere el valor para tu salud de cada artículo que anotas en la lista y así a evitar una compra impulsiva. Llena la mayor parte del carrito de la compra en la sección específica de cada producto productos y evite los pasillos con alimentos procesados, aperitivos y dulces.
Llega a la mesa con apetito, pero no hambriento. Si se salta las comidas, lo más normal es que se vea prioritario llenar el estómago vacío que de disfrutar de la comida.
Comience con una pequeña porción. Puede ser útil limitar el tamaño de su plato a nueve pulgadas o menos.
Apreciar su comida. Haga una pausa por un minuto o dos antes de empezar a comer para contemplar todo y a todos los que te acompañan la mesa. Silenciosamente expresa tu gratitud por la oportunidad de disfrutar de una comida deliciosa y de los compañeros que están disfrutando contigo.
Pon los cinco sentidos en la comida. Cuando estés cocinando, sirviendo o comiendo, estar atento al color, la textura, el aroma, e incluso los sonidos que hacen los diferentes alimentos mientras los prepara. Mientras masticas , trata de identificar todos los ingredientes, especialmente los de temporada.
Toma pequeños bocados. Es más fácil apreciar la comida cuando la boca no está llena.
Masticar bien. Nos sorprenderá todos los sabores que pueden notar tras masticar repetidas veces.

Coma lentamente. Si sigue los consejos anteriores, no se echa a perder la comida. Dedica al menos cinco minutos en comer conscientemente antes de charlar con tus compañeros de mesa.

Esperamos que os haya gustado, seguiremos hablando de este tema ya que lo consideramos unas de las piezas claves para poder conseguir unos hábitos alimenticios saludables