Gelatina de Vino Tinto y Queso

Este sí que es un postre navideño y para mayores. Un buen postre para paladares más exquisitos.

Es un poco elaborado, pero merece la pena.

hdr

hdr

INGREDIENTES

Para la Base:

1 taza de almendras

6 higos pasos

1 cucharada de aceite de coco

(versión más “normal”)

1 taza de almendras molidas

6 higos pasos

1 cucharada de miel

Para la gelatina de queso:

2 cuñitas de queso curado de oveja

½ litro de agua

2 cucharadas de azúcar

1 cucharadita de agar-agar (o gelatina neutra según instrucciones de uso)

Para la gelatina de vino tinto:

1 vaso de vino tinto que os guste

1 cucharada de azúcar

1 cucharadita de agar- agar (o gelatina neutra -seguir las instrucciones de uso para la cantidad)

PREPARACIÓN

Primero preparamos los recipientes donde lo vamos a presentar. Unos vasos transparentes para porciones individuales, por ejemplo.

Se prepara la masa de la base y se pone en el fondo de los vasos como 1cm de espesor y se deja enfriando en la nevera.

A continuación, se prepara la base de gelatina de queso. Ponemos en un tarro de batidora el agua y el queso y lo batimos hasta que quede un líquido blanco, añadimos el azúcar y se pone el líquido a cocer. Cuando empiece a hervir se añade el agar-agar y se deja máximo 3 minutos para que se active (igual con la gelatina neutra) Se añade a la base de almendras y se deja enfriar.

Cuando no esté demasiado caliente lo metemos en la nevera para que cuaje. (yo lo dejé toda la noche y por la mañana hice la gelatina de vino tinto)

Para la gelatina de vino tinto se añade a una cazuela 1 vaso de vino y se añade otro de agua. Se deja hervir y se añade 1 cucharada de azúcar y se remueve para que se disuelva y a continuación el agar-agar máximo de cocción 3 minutos.

Se saca del frigo el vaso con la primera capa y la base y se añade encima. Se deja enfriar fuera de la nevera y cuando esté templado se mete en el frigorífico para que termine de cuajar.

¡Ya me diréis que os parece!

hdr

hdr