Tapa de Berenjena, tomate y queso

Hay veces que te apetece poner un aperitivo pero no quieres, o no debes comer tanto pan. Ya sea porque dices que estás a “dieta” o porque ya has comido o vas a comer muchos hidratos de carbono ese día.

Lo mejor es buscar alternativas a la base para poner nuestro aperitivo. Puedes hacerlas de muchas formas, la que más nos gusta son lechugas, endivias, o cogollos para hacer la base. Pero en este caso se me ocurrió poner una rodaja de berenjena, aprovechando que íbamos a hacer berenjenas rebozadas,  ponerla al horno hasta que quedara bastante durita, sería como deshidratarla.

p1040567

INGREDIENTES 
2 rodajas de berenjena
2 rodajas de tomate
1 rodaja de queso
sal, AOVE y orégano

PREPARACIÓN
Se pela y se corta en rodajas la berenjena. Se introduce al horno precalentado  a 220º durante media hora. Mientras vamos preparando “lo de arriba”, unas rodajas de tomate y queso, con un poquito de aceite de oliva y orégano, sal al gusto.

Volvemos a meterlo al horno para que se hagan los tomates y se derrita el queso.

Aunque esta opción es una, hay muchas las que podemos poner, unos champiñones al ajillo, un poco de queso y salmón, etc.

Cuando la base esté a vuestro gusto la sacas del horno y emplatas.

Un aperitivo sencillo que se puede preparar mientras hacemos otra comida.

p1040566